Logo del XI Congreso de la FEEM.

Los Cinco
Minisitio sobre la Jornada Internacional por la liberación de los cinco héroes cubanos presos en Estados Unidos por su labor antiterrorista.



Arte


Carlos Enríquez, vida efímera, obra imperecedera

Por Araima Saco Pérez

El pintor cubano Carlos Enríquez.
Supo atrapar a través del pincel la naturaleza exuberante del trópico.
(Tomado de granma.co.cu)

Carlos Enríquez fue un hombre que vivió solamente 56 años, pero supo dejar un legado artístico y cultural incalculable. Entre sus obras más relevantes se encuentran “Rey de los campos de Cuba”, “Las bañistas de la laguna”, “El rapto de las mulatas”, “Campesinos felices”, “Dos Ríos” y “Combate”.

Muchas de sus pinturas, dibujos y bocetos los podemos encontrar en la casa museo Hurón Azul, antes vivienda del artista. En ella se conservan más de 140 obras originales, mientras otras permanecen en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana y en colecciones personales tanto en Cuba como en otros países.

Carlos Enríquez no solo manifestó su arte mediante la pintura, también incursionó en la literatura. En 1939, fecha en que comenzó a habitar su finca Hurón Azul, publicó su primera novela: "Tilín García". Luego escribió otras dos: "La Vuelta de Chencho" y “La Feria de Guaicanama"; publicada después del triunfo de la Revolución.

Los años 50 fueron para el artista un período de tristeza y desolación. Comenzaron a presentarse de manera agudizada varios problemas de salud, y tuvo que someterse también a curas para el alcoholismo. Todo esto hizo que lo abandonaran familiares y amigos. Fueron pocos los que le mostraron fidelidad, lealtad y amistad verdadera en esos momentos tan difíciles.

Le sorprendió la muerte pintando el 2 de mayo de 1957, día en que debía inaugurar una exposición en la editorial Lex y que fue abierta al mes siguiente como homenaje póstumo.

El artista siempre fue calificado como un hombre bohemio, rebelde por naturaleza, pintor de la sensualidad de la mujer y las transparencias. Sin lugar a dudas, fue un gran retratista y supo atrapar a través del pincel la naturaleza exuberante del trópico así como denunciar en sus obras los males de la república en aquella época. Pero por encima de todo, Carlos Enríquez es hoy día considerado uno de los mayores exponentes de las artes plásticas cubanas en la primera mitad del siglo XX.

Articulo Relacionado
Carlos Enríquez, el gran incomprendido

 

Subir
Somos Jóvenes Digital
Directora: Marietta Manso Martín, Editora: Alicia Centelles,
Diseño Web y Programación: Carlos Javier Solis, Webmaster: Letty Fernández Chirino,

Casa Editora Abril, 2008
Fecha actualización.


Portada de la edición impresa de la revista Somos Jóvenes de mayo/2013.
Edición de papel


Relación de otros sitios pertenecientes a publicaciones de la Casa Editora Abril.