Logo del XI Congreso de la FEEM.

Los Cinco
Minisitio sobre la Jornada Internacional por la liberación de los cinco héroes cubanos presos en Estados Unidos por su labor antiterrorista.

De mi Cuba te cuento


José Antonio Echeverría, un ejemplo de su época

Por Matilde Salas Servando


El líder estudiantil cubano José Antonio Echeverría.
(Tomada de www.cubadebate.cu)

Transcurre el año 1932
Son tiempos difíciles, se lucha contra la dictadura de Gerardo Machado.
Es 16 de julio. Nace en Cárdenas, Matanzas, José Antonio Echeverría Bianchi.
Después de cursar la primaria en el colegio Champagnat, de la Congregación de los Hermanos Maristas, en su pueblo natal, comienza el Bachillerato en el Instituto de Segunda Enseñanza.

Participa en la vida estudiantil del centro, donde fue electo y reelecto en diversos cargos dentro de la directiva de la asociación de alumnos. También practica natación, baloncesto y remos.

Con solo 18 años, José Antonio matricula en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de La Habana y casi de inmediato lo eligen delegado de asignatura y de curso.

ISPJAE.
Esta es la universidad politécnica que lleva el nombre de José Antonio Echeverría.
(Tomado del sitio del ISPJAE)

Transcurre el año 1952
Nuevos problemas para el país. El ex dictador Fulgencio Batista da otro golpe de estado.Es 10 de marzo. José Antonio se une a los miembros de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en busca de armas, que no llegan, para luchar contra el cuartelazo.

Al inicio del curso 53-54, Manzanita, como le apodan sus compañeros por el color sonrosado de su cara, es electo presidente de la Asociación de Estudiantes de la Facultad de Arquitectura y forma parte de la FEU.

Es 30 de septiembre. Cuando se celebra el aniversario 24 del asesinato del líder estudiantil Rafael Trejo, José Antonio asume la presidencia de la FEU. Por entonces ya ha recibido golpizas, persecución y encarcelamiento. Se radicaliza su acción. Asiste en Chile al Segundo Congreso de Estudiantes Latinoamericanos y recorre varios países para dar a conocer la lucha que se libra contra el desgobierno de Batista.

René Anillo (Derecha) con Fidel y José   Antonio Echeverría en México.
René Anillo (derecha) con Fidel y José Antonio Echeverría en México.
(Tomado de www.enlace.cu)
 

Transcurre el año 1956
Es 30 de agosto.
En México, José Antonio firma con el líder de la Revolución Fidel Castro, un documento que se conoce como la Carta de México. Luego va hacia Ceilán (actual Sri Lanka) y participa en el Congreso Internacional de Estudiantes. A su regreso pasa a la clandestinidad, por la persecución a que es sometido.

Transcurre el año 1957
Es 13 de marzo. Ocurre el Asalto al Palacio Presidencial y la emisora Radio Reloj. José Antonio, al frente de un comando de 15 jóvenes, transmite una alocución al pueblo desde Radio Reloj. Sale hacia la Universidad y la policía lo asesina en un
enfrentamiento junto a la escalinata de la Colina Universitaria.

José Antonio visto por sus compañeros
Sobre José Antonio hablan diversos compañeros que estuvieron cerca de él durante los días de la lucha revolucionaria.

Juan Nuiry, asaltante a Radio Reloj, es quien lo trae al presente con sus recuerdos y dice:

Juan Nuiry
Juan Nuiry
(Tomado de www.almamater.cu)

“José Antonio era el primero en todas las manifestaciones. Más de una
vez cayó herido por los golpes y las represiones de la tiranía(...)Lo
recordamos alegre y sereno, fiero en la lucha, afable en el trato,
carismático, orientador en la tribuna, unitario y radical, severo en la
crítica, humano, justo, desinteresado, modesto, amigo y compañero(...)
Surgió de la masa abriéndose paso a fuerza de estudio y coraje, pues
su expediente académico va aparejado con su trayectoria de líder estudiantil (...)Constituye una referencia necesaria en el proceso histórico, ya que su ejemplo y su nombre están vinculados a la obra creadora de la patria”.

René Anillo, su compañero del Directorio Revolucionario declaró:
“No hubo autoridad moral más alta en la Universidad de La Habana, que
la reconocida a José Antonio Echeverría en sus tiempos”.

También José Assef Yara, combatiente de la lucha clandestina expresa:
“A José Antonio superarlo es imposible, imitarlo, muy difícil. Porque desde el mismo 10 de marzo (de 1952) solo supo de los sinsabores del clandestinaje, de los atropellos y de las torturas. Sobresalía por su actitud ante la lucha, su decisión, su valentía, su profundidad en el pensar y su autoridad. Todo ello lo hizo ser el compañero más querido para todos
nosotros, y el más respetado. Como todo joven, tenía su novia, pero la visitaba cuando podía, porque era más el tiempo que estaba perseguido y buscado, que el que tenía libre”.

Julio García Olivera habla sobre la personalidad de José Antonio y señala:
“Tenía veinticuatro años, era un joven con inquietudes, jaranero, que gustaba tomar cerveza y oír a Benny Moré. Practicaba fútbol, entre otros deportes. Su imagen no puede idealizarse como para quitarle la parte humana y natural de su hombría y de su juventud(...) José Antonio como dirigente de la FEU fue fiel seguidor del ejemplo de Mella ”.

Faure Chomón busca en su memoria y dice que:

Faure Chomón
Faure Chomón
(Tomado de la revista Somos Jóvenes)

“José Antonio era el jefe militar del levantamiento armado del 13 de
marzo y el líder máximo de aquel movimiento por ser presidente de la
FEU y secretario general del Directorio Revolucionario. Disponía de un
enorme prestigio ante el pueblo, (que) lo quería y respetaba. Después de ejecutada la acción de Reloj, iría hacia la universidad para dejar
instalado allí a parte del destacamento que lo acompañaba y garantizar el control de lo que sería la sede de nuestro Estado Mayor.
Es entonces, cuando se produce la sorpresa. La perseguidora se interpone en su camino y reacciona atacando lleno de ardor y coraje”.


Fructuoso Rodríguez, uno de sus compañeros más allegados, dijo:
“El Gordo cayó como un valiente. Con desprecio absoluto de su vida avanzó sobre una perseguidora y les disparó por la ventanilla. Cayó al suelo y volvió a pararse sobre sus rodillas y sacando un revólver (que le había quitado a un soldado) volvió a tirar por la ventanilla para dentro: en ese momento una ráfaga de ametralladora lo remató”.


Naty Revuelta lo cubrió de flores...
“El 13 de marzo fue un día imborrable. A casa avisaron, en medio de la incertidumbre del momento, que por añadidura habían asesinado a Pelayo Cuervo, amigo entrañable. Tan pronto nos avisaron, mi madre y yo fuimos para la funeraria de Zapata y 2. No faltaban por supuesto, policías vestidos de civil, a la caza de posibles visitas de luchadores perseguidos que se dejaran llevar por sentimientos lógicos, lo que resultaría peligrosísimo en esos momentos. Reinaba un ambiente mezcla de tragedia e indignación. Las flores de las Martianas me mantenían atenta a la puerta. Por fin llegaron. En eso alguien me dijo que acababan de traer otro cadáver y estaba en los altos. Dejé las flores en un rincón.
Subí y vi sin ropa, tendido en una camilla, a José Antonio Echeverría.
Estaba blanco como el mármol. Aún no había nadie con él. Bajé, tomé las flores y lo cubrí con ellas.”




Artículos relacionados

José Antonio, indiscutible líder estudiantil
José Antonio Echeverría sigue entre los cubanos
"Subiendo como un sol la escalinata", libro dedicado a José Antonio Echeverría

 

 

Subir

 

Somos Jóvenes Digital
Directora: Marietta Manso Martín, Editora: Alicia Centelles,
Diseño Web y Programación: Carlos Javier Solis, Webmaster: Letty Fernández Chirino,

Casa Editora Abril, 2008
Fecha actualización.

Portada de la edición impresa de la revista Somos Jóvenes de  abril/2011.
Edición de papel



Relación de otros sitios pertenecientes a publicaciones de la Casa Editora Abril.