La revista digital de los jóvenes cubanos.
Botón sección.

Logo del XI Congreso de la FEEM.

Los Cinco
Minisitio sobre la Jornada Internacional por la liberación de los cinco héroes cubanos presos en Estados Unidos por su labor antiterrorista.


Organización de Pioneros José Martí

Los antecedentes del Movimiento Pioneril Cubano se remontan a 1931, cuando la Liga Juvenil Comunista, bajo la orientación del primer Partido Marxista Leninista, creó la Liga de los Pioneros. Esta Organización se dedicó, fundamentalmente, a reunir niños en torno a la lucha revolucionaria, repartir propaganda, ayudar a los presos políticos, participar en mítines, manifestaciones y otras misiones encomendadas por la LJC. A esta organización pioneril perteneció Paquito González Cueto, primer pionero mártir que cayó asesinado el 29 de septiembre de 1933, en el entierro de las cenizas de Mella. La Liga se disolvió en 1936, a partir de la represión desatada a raíz de la llamada "Huelga de marzo".

Con el triunfo de la lucha revolucionaria, se fundó en 1960 la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) y, un año después, la Unión de Pioneros Rebeldes (UPR), la que desarrolló una importante actividad en todas las tareas que se propuso cumplir nuestro pueblo revolucionario. En 1962, al crearse la Unión de Jóvenes Comunistas, la UPR se convirtió en UPC (Unión de Pioneros de Cuba). En aquella época era una organización selectiva y sólo podían pertenecer a ella los niños que cumplieran una serie de requisitos, por lo que su membresía era muy reducida. En 1966 la UJC decidió que la UPC tuviera un carácter masivo, aspecto que dio lugar a un intenso trabajo de incorporación, hasta lograr que la gran mayoría de la población infantil perteneciera a la Organización. El período de 1966 a 1968 se destacó por su gran colorido en la actividad de los pioneros en las calles, principalmente, los fines de semana: los planes de la calle, los desfiles, las fogatas, la Semana Infantil de la Victoria y otros eventos, que propiciaron un gran lucimiento a la Organización.

En 1968, en uno de sus plenos, la UPC determinó que la persona idónea para guiar el trabajo de la organización era el propio maestro del aula, por su estabilidad y relación con los pioneros. Hasta ese momento —aunque no se excluía a los profesores— la mayoría de los guías habían sido trabajadores y estudiantes, principalmente jóvenes. También se cambió el lema de "Pioneros Siempre listos" por "Pioneros por el Comunismo ¡Seremos como el Che!", atendiendo al deseo expresado por el Comandante en Jefe de que las jóvenes generaciones se inspiraran en el ejemplo del Guerrillero Heroico.

En 1969 se efectuó el Primer Encuentro Nacional de Jefes de Destacamentos y de Escuelas, los cuales expresaron sus opiniones sobre el desarrollo de la Organización. En 1971 se crearon los Consejos de la UPC a todas las instancias, constituidos por los distintos organismos que tuvieran una incidencia en el trabajo con los niños. La UPC se convirtió en una organización autónoma, en lo administrativo, aunque continuó siendo orientada por la UJC. A partir de 1973, el Día de los Niños comenzó a efectuarse en el mes de julio. Esta celebración adquirió gran auge desde 1974, a partir de la inauguración, por nuestro Comandante en Jefe del campamento Volodia, en Ciudad de la Habana; todos los años se pusieron en funcionamiento diferentes instalaciones pioneriles, como la Ciudad de los Pioneros y el Palacio de los pioneros Ernesto Che Guevara.

En 1977 el Tercer Congreso de la UJC determinó convertir la UPC en Organización de Pioneros "José Martí"; así devinieron grandes cambios en su estructura y funcionamiento y, principalmente, la extensión de los pioneros hasta el noveno grado, lo que amplió considerablemente su membresía. Desde entonces comenzaron a desarrollarse varios movimientos dentro de la Organización, entre ellos el Movimiento de Pioneros Exploradores, que ha alcanzado gran relevancia por su importancia en la formación integral de los pioneros y en su preparación para la defensa de la Patria.

En 1986 se efectuó la Asamblea Pioneril XXV Aniversario, donde sus miembros plantearon una serie de deficiencias en el proceso docente-educativo y del trabajo de la Organización, lo cual fue valorado por el Comandante en Jefe como un importante aporte al Proceso de Rectificación de Errores y una evidencia de la madurez y el espíritu crítico de los pioneros cubanos, que los hacía acreedores a desarrollar los Congresos pioneriles.

El primero de ellos se desarrolló, en pleno período especial, los días 30, 31 de octubre y 1ero de noviembre de 1991, con la consigna "Somos felices aquí". Los temas tratados fueron: el estudio, la significación del lema, las actividades pioneriles, su funcionamiento y el trabajo. El Comandante en Jefe Fidel, en el discurso de clausura expresó: "... me cuesta trabajo a veces llamarlos niños, y no les he hablado como a niños, ustedes serán niños en edad, pero son más que niños en inteligencia, en sentimientos, más que niños en conciencia. Les he hablado como jóvenes, les he hablado como militantes revolucionarios, les he hablado como soldados de primera fila". Los criterios expresados por los participantes en el evento, repercutieron favorablemente en el trabajo de la Organización, y fue allí donde se tomaron como acuerdos: el cambio de la pañoleta por el distintivo en Secundaria Básica y la creación de las FAPI, entre otros.

Posteriormente, en julio de 1993, se desarrolló el IX Encuentro Nacional de Jefes de Colectivos, en el cual se analizó el cumplimiento de los acuerdos del Primer Congreso Pioneril. A pesar de las dificultades inherentes al período especial que se enfrentaba en esta etapa, los pioneros continuaron participando en todas las tareas que así lo requerían, a partir de este momento las Fuerzas de Acción Pioneril (FAPI) han constituido un importante aporte tanto en la agricultura, como en la construcción, la limpieza y otras actividades propias de la escuela y la comunidad. Los Festivales de la Canción Infantil "Cantándole al Sol" y el Movimiento de Pioneros Aficionados vuelven a ser, como algunos años atrás, un hermoso logro de la Organización y una oportunidad para que sus miembros se desarrollen culturalmente.

En 1996 se efectuó el Segundo Congreso Pioneril, con la consigna ¡A defender la alegría! ; el 15 de marzo se desarrolló en todos los destacamentos, sitio donde todos sus integrantes pudieron hacer sus planteamientos y, posteriormente, en las instancias municipales y provinciales. El evento nacional se desarrolló durante los días 19, 20 y 21 de julio, del propio año, en el cual se analizaron los siguientes temas:

> Estudio y trabajo, aquí se debatió acerca de la importancia de retomar las casas de estudio y de la información sobre los resultados de las labores productivas, así como la explicación de su valor social y económico.

> Orientación y formación vocacional, en relación con lo cual se planteó que las especialidades de los Palacio de Pioneros deben corresponderse con las características del territorio y las necesidades del país.

> En relación con la Secundaria Básica, se planteó la importancia de lograr el protagonismo y autodirección de los pioneros y se propuso iniciar el proceso de crecimiento a las filas de la UJC a partir de 7mo y 8vo grados, y en 9no grado se le otorgaría la condición de militante; se acordó, además, retomar el Movimiento de Pioneros Exploradores. En el año 2001 se llevó a cabo el Tercer Congreso Pioneril, con la consigna ¡A conquistar el futuro! El 15 de marzo se efectuaron las asambleas en todos los destacamentos, donde sus integrantes realizaron un análisis de todos los planteamientos anteriores e hicieron nuevos y, posteriormente, en las instancias municipales y provinciales. Los días 8, 9 y 10 de julio sesionó a nivel nacional, lográndose un amplio debate acerca de:

> El estudio - trabajo: el mejoramiento de la clase y la ayuda a los maestros en la confección de los medios de enseñanza, así como el agradecimiento a la Revolución y al Comandante Fidel por el Programa Audiovisual.

> El funcionamiento de la organización: elevar el protagonismo pioneril en las asambleas de destacamento y actividades pioneriles.

> La Secundaria Básica: el proceso especial de crecimiento, sus motivaciones, metas y el compromiso de los pioneros con la Revolución.

> La formación vocacional: incrementar los círculos de interés, teniendo en cuenta las necesidades de los territorios.

> El trabajo patriótico: que se profundice en el conocimiento de la Historia de Cuba empleando como una de las vías el Movimiento de Pioneros Exploradores, a partir de lo cual se valora la importancia de su conocimiento para enfrentar la Batalla de Ideas que libra nuestro pueblo.

(Tomado de la multimedia Hechos y realizaciones concretas)



Subir
Somos Jóvenes Digital
Directora: Marietta Manso Martín, Editora: Alicia Centelles,
Diseño Web y Programación: Carlos Javier Solis, Webmaster: Letty Fernández Chirino,
Casa Editora Abril, 2008
Fecha actualización.

Portada de la edición impresa de la revista Somos Jóvenes de  abril/2008.
Edición de papel


Relación de otros sitios pertenecientes a publicaciones de la Casa Editora Abril.